martes, 15 de septiembre de 2020

Construyendo ciudades resilientes al clima - entrevista con Sacha Stolp, Directora de Innovación de Activos a Prueba del Futuro de Ámsterdam

Actualmente, más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas. Y, según datos de las Naciones Unidas, ese número aumentará a dos tercios para 2050. Las ciudades deberán adaptarse para ser seguras y sostenibles frente a condiciones climáticas extremas y otros peligros climáticos, como lluvias intensas y sequías severas. Las tecnologías y las alianzas estratégicas jugarán un papel clave en la transformación de nuestras ciudades haciéndolas más verdes y habitables. En Wavin, contamos con soluciones innovadoras y el compromiso con la construcción de entornos saludables y sostenibles, con ello, estamos listos para asumir el desafío. Y estamos en buena compañía. Pioneros en sostenibilidad, como Sacha Stolp, Directora de Innovación del Programa de Activos a Prueba del Futuro en Ámsterdam, están liderando la cruzada. Un barrio a la vez. Ciudad por ciudad.

Sacha Stolp - Creando una Ámsterdam resiliente al clima

Ciudades de todo el mundo se enfrentan a serios desafíos:  densidad poblacional , disminución de la biodiversidad, aumento del nivel del mar, sequías, crisis energética, inundaciones por lluvias frecuentes e intensas y envejecimiento de las infraestructuras. Los cruzados climáticos como  Sacha Stolp  lideran el mundo con el ejemplo. Como  Directora de Innovación  para el Programa de Activos a Prueba del Futuro para la Ciudad de Ámsterdam, Sacha dedica el 100% de su tiempo a una misión: crear una Ámsterdam resistente al clima y a prueba del futuro para 2050. Sin embargo, el tiempo apremia. Sacha busca crear nuevos estándares ... una nueva normalidad, en colaboración con universidades, instituciones de conocimiento y la comunidad empresarial. Y en un período de tiempo limitado, porque el reloj del cambio climático avanza. Como tal, su tarea es preparar la ciudad para las consecuencias del cambio climático: la transición de la energía y las materias primas y el desarrollo continuo de una ciudad inteligente. Sacha está innovando para dejarnos boquiabiertos. Crea laboratorios vivos para ampliar la innovación y ejecuta decenas de proyectos piloto, como parte de 4 tareas: Ciudades inteligentes, ciudades adaptadas al clima, ciudades circulares, áreas urbanizadas y densas. 

Dentro de 100 años, Holanda será una tierra de ciudades verdes, agricultura circular y más bosques, agua y pantanos. Un Países Bajos a prueba de climas de este tipo no solo es deseable sino también factible
Los investigadores de Wageningen Michael van Buuren y Martin Baptist

Respondiendo a un "Llamado" sobre resiliencia climática: los momentos "Eureka" de Sacha

No fue solo un momento lo que impulsó a Sacha a seguir este camino. Fue una serie de eventos y todo comenzó muy poco a poco. Cuando ocurrió la crisis financiera de 2008, todo se derrumbó y de repente surgieron en la ciudad todo tipo de lugares con suelo no urbanizado. El pensamiento inmediato de Sacha fue que había que hacer algo con estos pedazos de tierra abandonados, tal vez devolverlos a la naturaleza temporalmente. O quizás construir un parque infantil o un parque de árboles. Al menos algo sostenible y favorable a la sociedad. Al conectarse con otras personas de ideas afines, se pueden obtener resultados sorprendentes. Entonces, Sacha inició su propio grupo de cuatro personas y cada uno trajo a tres amigos. De repente, habían creado un grupo de 16 personas. Eso se convirtió en un movimiento y lo llamaron "Ondertussen" ("Mientras tanto"). Esto llevó al gobierno holandés a invitarlos a participar en la reasignación de áreas a mayor escala.

Más tarde, Sacha viajó a los Estados Unidos y conoció a  Don Hutson  en  Cowboy Solution  . Fue invitada a una sesión de entrenamiento con caballos ("Cómo liberar el potencial humano"), donde Don se centró en lo que denomina "la velocidad de la confianza". Habló sobre cómo escuchar y comunicarse realmente, con el fin de poner en marcha acciones reales, resultados reales. La pasión de Sacha por las soluciones sostenibles, combinada con su experiencia en Don Hutson, la impulsó a pasar a proyectos más grandes como el proyecto del municipio de Ámsterdam Zuidas (una gran área de desarrollo urbano al sur de Ámsterdam). Al poder convencer a los desarrolladores de grandes proyectos de que se comprometieran a agregar techos verdes a sus edificios, finalmente se convirtió en la pionera y principal innovadora de Ámsterdam en la creación de una ciudad resistente al clima y preparada para el futuro. 

La anatomía de una ciudad 

No hay grandes diferencias entre ciudades, incluida Ámsterdam. Las ciudades son simplemente lugares donde se agrupan personas. Y todos tienen la misma necesidad: vivir, trabajar, cuidar, aprender y relajarse / recrearse. El mayor desafío hoy en día es cambiar radicalmente nuestra forma de pensar, reaccionar al cambio climático y ajustarnos a las necesidades de una población en aumento. 

Muchas ciudades en todo el mundo están a la vanguardia en resiliencia climática. Según Sacha, Vancouver (Columbia Británica, Canadá) es un ejemplo estelar. Se toman muy en serio la gestión local del agua (almacenamiento) y fueron una de las primeras ciudades en establecer su estrategia azul-verde. En todos sus proyectos de ciudad, también involucran a las Naciones Originarias (primeros habitantes de la Columbia Británica) – representando los intereses a largo plazo de las personas, la naturaleza y las propias estaciones. Esto aporta una nueva e interesante perspectiva a la estrategia y planificación azul-verde de la ciudad. La colaboración con las principales partes interesadas (como las Naciones Originarias) es clave para crear e implementar la resiliencia climática. Se trata de establecer una conexión con todas las partes interesadas y, en equipo, reunir conjuntamente las preguntas correctas que debemos responder para construir las ciudades correctas del futuro. Y de nuevo, todo empieza desde lo básico. Sacha cree que tenemos que ir de barrio en barrio hasta que toda la ciudad sea circular, resistente al clima, saludable y segura. 

Necesitamos preparar nuestros activos para el futuro y crear nuevos estándares. En este proceso, hago la pregunta: ¿Cómo desarrollar soluciones duraderas, a pesar de la urbanización, la escasez de materias primas, los cambios climáticos, la digitalización? ¡Todo está dentro del tiempo de depreciación! ¡Hemos avanzado a lo largo de 30 años y en 30 años será el 2050! En ese entonces, llegaremos a un mundo completamente nuevo en el que seremos adaptables al clima, circulares, neutrales en carbono, y estaremos preparados para el futuro, con soluciones inteligentes”. Creo que en 2040 todas las preguntas (incluidas las que nos estamos haciendo ahora) serán completamente diferentes.
Sacha Stolp

Mientras tanto, en Ámsterdam...

La ciudad de Ámsterdam ha asumido una visión a largo plazo, teniendo el año 2050 como objetivo: convertirse en una ciudad  adaptada al clima  ,  circular  ,  neutral en carbono  y a prueba de futuro. La tarea en cuestión es grande, pero Sacha y su equipo la equilibran (sin parar) con soluciones más pequeñas y a corto plazo. Crear un cambio en el sistema dominante actual puede ser un desafío, porque el cambio a veces puede ser una píldora difícil de tragar. Pero al empoderar e inspirar la colaboración y la rendición de cuentas entre las partes interesadas, mostrando lo bien que funcionan algunas iniciativas emblemáticas del proyecto, cómo se pueden ampliar y qué papel puede desempeñar cada persona o grupo, es posible ayudar a aliviar parte del pánico y la resistencia a nuevas ideas y soluciones. 

Ámsterdam es el 4o mayor comprador en los Países Bajos de productos de ingeniería civil. El 10% anual puede ser asignado a proyectos piloto y al lanzamiento de soluciones para clientes como, por ejemplo, los nuevos colectores de aguas pluviales Tegra de Wavin. La presión sobre las ciudades es alta debido a los desafíos del cambio climático como las lluvias masivas, el calor y las sequías extremas. El diseño y desarrollo de este colector es parte de la ambición de Wavin impulsada por el propósito de crear ciudades resistentes al clima, habitables y encantadoras. Wavin trabaja en múltiples instalaciones de colectores en Ámsterdam por medio de la instalación nuevos colectores de carretera con un sistema de desbordamiento especial donde el agua de lluvia se utiliza para regar los árboles. Cabe destacar que el colector de Wavin está hecho de material 100% reciclado. 

Aunque Sacha viaja por el mundo para aprender sobre nuevas soluciones preparadas para el futuro que podrían ser perfectas para Ámsterdam, ella sería la primera en señalar que, por otro lado, más de 150 delegados han visitado Ámsterdam para ver lo que la captación de aguas pluviales puede hacer por sus ciudades. En Ámsterdam, hay aproximadamente 12 millones de metros cuadrados de tejados. En uno de los proyectos emblemáticos de la ciudad (Resilio), 10.000 metros cuadrados de tejados están equipados ahora con un sistema interactivo de descarga inteligente. Por lo tanto, cuando llueve, los tejados podrán descargarse, pero no todos a la vez, sino habría inundaciones. Poco a poco, este equilibrio de captación y descarga de agua estará presente en todos los edificios de la ciudad en el futuro. 

El poder de la conexión personal y la urgencia de la acción 

La conexión es fundamental para nuestra existencia. Y a medida que las ciudades urbanas se vuelven más pobladas, la conexión entre las personas será aún más importante. Cada vez más, vemos cómo el trabajo influye en la vida personal y viceversa. A medida que ciudades como Ámsterdam se enfocan ahora (hoy, no sólo mañana) hacia su objetivo de 2050 (resiliencia climática, circularidad y preparación para el futuro), se darán cuenta de lo conectados que están sus esfuerzos con los desafíos a los que se enfrentan personas en todo el mundo. Desafíos como el agua potable, el buen saneamiento y la higiene, las ciudades resistentes al clima y un mejor rendimiento de construcción. Como líderes e innovadores en esta industria, Wavin reta a clientes y partes interesadas a adoptar nuevas ideas, nuevas innovaciones, nuevas (y mejores) soluciones para construir ciudades y comunidades saludables y habitables. 

Así lo hace Sacha Stolp en nombre de la ciudad de Ámsterdam y de todo lo que ama.

Aceptemos el desafío. Juntos, vamos a tratar de dar un paso más allá de nuestra responsabilidad actual. Subamos los escalones hacia las preguntas de mañana. Todo comienza con hacer preguntas. Debemos atrevernos a dar ese paso, especialmente si contamos con pioneros que sientan ese llamado. Aceptemos los riesgos. Es como la gastronomía: si comemos el mismo plato todo el tiempo, volverse completamente vegano requerirá de grandes esfuerzos. Pero se puede probar con pequeños pasos y ver cómo va. Iniciemos el cambio. Expandamos la paleta gastronómica, siempre será enriquecedor.


Comparte esta página