Smart cities: Picture by Takashi Watanabe

martes, 15 de septiembre de 2020

Mejor saneamiento e higiene – redes de infraestructura inteligente - entrevista con Ariel Stern, CEO Ayyeka Technologies

El saneamiento es un problema urgente, especialmente con la rápida y amplia expansión de áreas urbanas en todo el mundo. Para 2050, aproximadamente 2.500 millones de personas migrarán a ciudades del mundo en desarrollo, principalmente en Africa y Asia. Sólo en 2018, 4.500 millones de personas en el mundo (es decir, el 61% de nuestra población mundial) tiene acceso inadecuado a servicios de saneamiento administrados de forma segura. El saneamiento y la higiene son fundamentales para la salud, el crecimiento económico y la productividad general, razón por la cual el saneamiento urbano se ha convertido en una prioridad mundial. Personas con visión de futuro como Ariel Stern, CEO y cofundador de Ayyeka Technologies en Israel, ofrecen soluciones de monitoreo remoto y IoT de última generación que permiten la creación de redes de infraestructura inteligente y de ciberseguridad, para ayudar a mitigar desafíos como la gestión de aguas residuales, un reto que Wavin conoce muy bien.

Ariel Stern – Conectar a los tomadores de decisiones en infraestructura crítica con sus redes para que puedan tomar mejores decisiones

Ariel Stern, ingeniero eléctrico de profesión, es el CEO y cofundador de Ayyeka Technologies, empresa que ofrece soluciones de monitoreo remoto y IoT de próxima generación que permiten la creación de redes de infraestructura inteligente con ciberseguridad.

Ayyeka está a la vanguardia de la creación y recopilación de datos de hardware plug-and-play basados en la nube para servir al mercado internet de las cosas industrial (IIoT). Con base en la tecnología de Ayyeka, los datos de campo se entregan sin problemas a los responsables de la toma de decisiones con el fin de optimizar la eficiencia de los recursos, mejorar el cumplimiento y supervisar el estado en tiempo real de la infraestructura crítica.

Entre los factores clave para la prevención de riesgos a la salud y la seguridad públicas, la gestión inteligente y en tiempo real de las aguas residuales están el monitoreo de los niveles de agua para prevenir la contaminación y el costoso desbordamiento de alcantarillado, la identificación de la presencia de gases corrosivos antes de que causen daños a la infraestructura, además de fallas en las bombas y demás emergencias en las estaciones elevadoras y en otros lugares.
Ayyeka Technologies

Caso concreto:

Para entender mejor el trabajo de Ayyeka, echemos un vistazo a uno de sus casos ejemplares: la ciudad de Cincinnati (Ohio, Estados Unidos). Esta ciudad vivió grandes desafíos relacionados con la gestión del clima húmedo y el desbordamiento de aguas residuales (aguas residuales combinadas en el río Ohio). Una opción era construir tuberías más grandes y ampliar la capacidad de las plantas de tratamiento, pero ese camino habría tomado años, era extremadamente caro y complicado desde el punto de vista del diseño y la construcción. La segunda opción era usar el sistema de alcantarillado existente de una manera más eficiente. Pero para llevar esto a cabo, se requirió de una solución tecnológica para la creación y gestión efectiva de datos de campo. Ayyeka interviene en el momento adecuado y les ofrece la tecnología que faltaba y que buscaban.

Con el uso de IoT, aumentaron la capacidad de la red y redujeron su costo de operación (tratamiento de aguas residuales). Fueron capaces de medir los eventos pluviales, el nivel y flujo en las tuberías, al tomar decisiones en tiempo real sobre cómo desviar el agua. Con esta visión, ahora realizan la apertura y cierre de puertas y válvulas para conducir el flujo a donde hay suficiente espacio.

El cambio es relativo

Los servicios públicos y su infraestructura más importante están envejeciendo, en su mayoría los activos no conectados (<1% de los activos fijos remotos en la red están conectados), ampliamente regulados y sobrecargados (cambio climático, urbanización). La industria de servicios públicos e infraestructuras ha permanecido desconectada digitalmente durante décadas. En relación a cómo esta industria se relaciona con el tiempo existen grandes diferencias entre Estados Unidos y Europa. No todo se puede medir en trimestres. El espacio de servicios públicos se mide en años, no de manera trimestral. Al igual que en Wavin, toma años llevar una nueva solución al mercado. Wavin tiene 65 años y sigue creciendo. El proceso de Wavin tampoco ocurrió de la noche a la mañana (comenzando con tuberías de presión de agua potable). Los servicios públicos no son sólo un mercado conservador, sino que también toman tiempo: ciclos presupuestarios, ciclos de adquisición, fuerzas políticas. Las cosas avanzan, pero a su propio ritmo.

Personalmente soy de una generación diferente, me muevo más rápido en varios sentidos, reviso mi bandeja de entrada cada dos minutos. Pero aprendí a cambiar de perspectiva. Ha sido difícil para mí, como joven israelí. Ahora cuento con algunos asesores y colegas mayores y de confianza a mi alrededor que me dicen: Ariel, las grandes cosas en la vida tardan tiempo en construirse. Estoy de acuerdo con ese ritmo ahora. He aprendido a apreciar mucho la industria de los servicios públicos. Es una industria pequeña pero que cuenta con gente fascinante que conozco cada vez más. El negocio de servicios públicos es un negocio de personas, de persona a persona. En B2B / Servicios públicos se establecen relaciones muy estrechas. Como la mía y la de Wavin. Tras una breve introducción me invitaron a su evento, me reuní con el CEO durante un happy hour en el bar y también conocí a muchas otras personas. Y ya sabemos cosas personales los unos de los otros. Es asombroso. Me gusta. Lo más importante en la vida son las relaciones. También lo son para los negocios. Esto me impulsa todas las mañanas, también dentro de mi propia compañía.

Lo que la industria debe hacer de manera diferente

Lo que el equipo de Ariel ha identificado es una brecha. La fase de introducción de un proyecto puede ejecutarse muy rápidamente; es fácil ejecutar un piloto con empresas grandes o pequeñas. Pero faltaba algo en la fase intermedia (entre la evaluación piloto y la implementación completa). Hay una brecha entre lo que pueden ofrecer las grandes empresas y empresas más jóvenes (como Ayyeka). Existe una apertura con los clientes para evaluar nuevas soluciones también con empresas más jóvenes, pero cuando se crea una gran oportunidad, todos recurren a sus proveedores actuales o comunes. En un ejemplo reciente al trabajar con Wavin, recibí una oportunidad en los Países Bajos en la que se invitaba a Wavin a ofrecer una solución de drenaje inteligente/digital. Aunque estamos especializados en activos digitales, el cliente todavía se sentía más cómodo trabajando con Wavin.  Wavin es una empresa holandesa muy eficiente y confiable. Eso lo entiendo al 100%. Esto significa que nosotros, como Ayyeka, necesitamos adaptarnos y trabajar de cerca con empresas más grandes como Wavin... o tendremos que convencer al cliente final para que nos elija. Pero elegimos la primera opción para cerrar esa brecha. Creo que la industria debería estar más abierta a trabajar con empresas más jóvenes, pero entiendo que no es realista (existen muchas reglas y regulaciones). Necesitamos adaptarnos a la industria.

No hay que subestimar los esfuerzos y la complejidad de tornar la vida cómoda (como lo es hoy). Pero la vida es frágil; un gran desastre puede cambiarlo todo. No se debe dar nada por sentado. Muchas personas talentosas en infraestructura dedican sus vidas a hacer la vida más cómoda. Trabajan 24/7 para lograrlo. Cuando vas al inodoro y tiras de la cadena, lo malo se va, ¿verdad?, pero ¿y si no?
Ariel Stern

¿Cómo hacer que el consumidor final (los residentes de la ciudad) valoren el sector de los servicios públicos?

En los Países Bajos, por ejemplo, es obvio que la gente tenga agua corriente, alcantarillado y electricidad. Esto es algo que la mayoría de nosotros damos por sentado.  Hasta que algo sale mal (por ejemplo, una inundación). Con los cambios en los patrones climáticos provocados por el cambio climático (y sus consecuencias), la gente está más en sintonía con la importancia de los servicios públicos, razón por la cual ahora hay un mayor enfoque en invertir en los servicios públicos. Como ejemplo, los incendios forestales en los Estados Unidos y Australia fueron causados en parte por un mal mantenimiento en la red eléctrica. Muchos de nosotros simplemente damos por sentado a los trabajadores de los servicios públicos. Hasta que surge un problema. Ahí es cuando realmente los apreciamos. ¡En más de una forma son los héroes invisibles de nuestras ciudades!

 

Las ciudades inteligentes son el futuro.

El término "ciudad inteligente" nace más desde el punto de vista de las relaciones públicas. ¿Que es una "ciudad inteligente"? Una ciudad llena de cámaras de vigilancia (lo cual es una idea muy inquietante por cierto): ¿es una ciudad inteligente? Una ciudad inteligente es una ciudad que está dispuesta a escuchar, adaptarse y responder, como, por ejemplo, Cincinnati, la ciudad que ahora tiene el sistema de gestión de aguas residuales más sofisticado de los Estados Unidos. No se trata de un proyecto de ciudad inteligente de lujo. Simplemente han buscado las soluciones a sus problemas. Otro ejemplo es el nuevo colector de agua de Wavin. Si no tiene componentes electrónicos, ¿cómo es inteligente? Si se lanzan al mercado nuevas soluciones con sistemas avanzados de limpieza, no de concreto sino de plástico… estamos hablando de una solución inteligente. La inteligencia es la voluntad para adaptarse. No solo se trata de tecnología digital.

 

Haciendo la diferencia

Ayyeka es completamente opuesta a Wavin: es lo digital vs. activos del campo (donde los activos del campo como las pipas y colectores de agua han permanecido desconectados por décadas). La única manera de avanzar es por medio de alianzas. Para Ayyeka, Wavin representa la pieza final del rompecabezas. Ariel y su equipo comprendieron que las grandes compañías necesitan soluciones mejores, conectar y convertir sus activos al mundo digital: no solo los activos de compañías como Wavin, sino también otros actores importantes a lo largo de la cadena de valor en el ciclo del agua (las bombas, las pipas, automatización, comunicación, los operadores). Ayyeka está cambiando la manera en que las personas se benefician de los servicios públicos. Sirven a las comunidades, trayendo alegría a sus habitantes.

Según Ariel, Wavin y Orbia hacen las cosas bien: "Es posible describir un negocio de manera aburrida (como una definición sacada de un diccionario): tuberías, irrigación, flúor, etc. Pero también es posible describirlo de manera diferente: nuestro negocio está implícito en el entramado de la civilización. Como en Ayyeka. Sí, utilizamos la IoT y muchas otras herramientas, pero también atendemos a ciudades como Cincinnati y muchas otras. estamos en el camino correcto."

Y eso lo dice todo.



Comparte esta página