martes, 15 de septiembre de 2020

Mejor rendimiento del edificio: entrevista con el arquitecto Duzan Doepel de DoepelStrijkers

¿Qué significa concretamente un mejor rendimiento en la construcción? Para Wavin, significa llevar a cabo un proceso de construcción eficiente a través de BIM (modelado de información para la edificación) y prefabricación, además de brindar un mayor confort mediante soluciones de bajo consumo como calefacción, refrigeración, ventilación y reducción de ruido. Necesitamos crear edificios más saludables y eficientes que den forma a la manera en que vivimos, trabajamos y nos relajamos. De eso se trata la sostenibilidad. Ahora más que nunca, el papel de los arquitectos es el de brindar soluciones de construcción innovadoras, duraderas y aptas para el futuro, además de trabajar de la mano de empresas afines. Ese es el camino. Arquitectos como Duzan Doepel y su firma DoepelStrijkers, entienden esto muy bien. Su equipo de arquitectos innovadores diseña ambientes que respaldan la resiliencia humana, la salud y el bienestar, lo cual añade valor por medio del análisis de costos del ciclo de vida para reducir el consumo de energía y carbono.

Duzan Doepel: diseño de edificios basados en la innovación para un futuro saludable y sostenible

Realmente no existe una solución única para mejorar el rendimiento de un edificio. El arquitecto Duzan Doepel , cofundador de DoepelStrijkers (con sede en Rotterdam, Países Bajos), entiende que cada edificio tiene un conjunto único de capacidades y limitaciones. La eficiencia energética es el punto de partida lógico y un elemento crítico en el esfuerzo por revertir los efectos del cambio climático.

Nacido y criado en Sudáfrica y ahora viviendo en Holanda, Duzan quedó impresionado con lo que él llama el “la perspectiva holandesa” de pensamiento liberal y de mente abierta, ya que los holandeses siempre buscan expandirse más allá de las fronteras de sus respectivas profesiones. En este caso, la arquitectura.

El proyecto The Dutch Windwheel es un motor de innovación y, en algunos países, ícono de la transición sostenible.
Duzan Doepel

La nueva forma de construir

Duzan habla sobre la nueva forma de construir basada en emisiones neutras de CO2 , de economía circular y resistente al clima. Al ser cuestionado sobre el papel de la arquitectura en la nueva forma de construir, Duzan habla sobre crisis pasadas y de cómo actualmente se repite la historia. Duzan señala: “Una crisis siempre nos obliga a cambiar nuestra forma de pensar. Como sucedió por ejemplo en la crisis del petróleo en 1973. Los arquitectos respondieron al llamado hacia una forma de trabajo mucho más sostenible, lo que dio lugar a la primera ola de arquitectura sostenible con el uso de fuentes locales de materias primas y el estudio del cambio climático (diseño bioclimático). La arquitectura puede contribuir al desarrollo socioeconómico; no estamos aquí para 'simplemente' crear algo hermoso, estamos aquí para generar un impacto. Ahora, avancemos rápidamente hasta 2007-2012, la siguiente crisis. Estos eventos condujeron a un llamado a la circularidad, la adaptación al cambio climático, etc. Nuevamente, surgen las mismas preguntas, pero planteadas de manera diferente". Y debemos ver lo que está sucediendo ahora mismo, con otra crisis en camino.

Otro aspecto importante es ver la felicidad de usuarios o clientes cuando se entrega un proyecto. Es lo bueno de mi trabajo: es creativo y a diario vemos usuarios finales felices. ¡Estamos siendo recompensados casi a diario!
Duzan Doepel

La ciudad como máquina climática

La adaptación al clima no es algo nuevo en la arquitectura. Hemos desarrollado ciudades y pueblos basados en el clima local durante mucho tiempo. En Grecia, por ejemplo, las calles estrechas, las casas blancas y sin ventanas (o pequeñas) fueron diseñadas para mantener los interiores de los hogares frescos durante veranos calurosos. Esta es la morfología urbana: el estudio de la formación y transformación de ciudades y pueblos a lo largo del tiempo. Según Duzan, “Como diseñadores, hemos perdido eso. Ahora diseñamos edificios donde el clima interior es de unos constantes 21 grados Celsius. Pero con el uso de la tecnología y no a través del diseño ". Además, las ciudades cada vez más tienen una mayor densidad de población. Agregar un piso adicional a un edificio influye en el microclima. Plantar árboles tiene un impacto. Es fundamental hacer una intervención inteligente en el microclima de una ciudad, donde tenemos que entender que los edificios tienen un gran impacto. Los municipios deben asumir un papel de liderazgo, no solo en relación con los espacios públicos, sino también con los edificios privados. En Rotterdam, por ejemplo, la municipalidad está implementando techos verdes multifuncionales, una cooperación sinérgica entre intereses públicos y privados para la instalación de techos que aborden cuatro problemas clave en sostenibilidad: la biodiversidad y estrés por calor (verde), la captación de agua (azul), la producción de energía (rojo) y el uso multifuncional (morado).

La economía del futuro

Rotterdam siempre ha sido pionera en arquitectura e innovación. Según la revista Metropolis Magazine, es una de las mejores ciudades del mundo para vivir, trabajar y divertirse. El Dutch Windwheel es un edificio que entra en la categoría de 'La economía del futuro'. La idea surgió en un bar donde Duzan y Johan Mellegers, exdirector de Kinderdijk , hablaban sobre la creación de una nueva atracción turística sostenible para la ciudad de Rotterdam. Idearon el concepto de una combinación del London Eye y un molino de viento del futuro.

El edificio final es un diseño impulsado por la innovación. De hecho, la innovación empezó a dar forma al diseño del edificio. El Windwheel está optimizado para recolectar (y almacenar) energía eólica y solar. Es un parque solar vertical y una máquina de viento, de ahí su forma. También cuenta con un sistema de agua circular: capta el agua de lluvia y la usa para regar las plantas y descargar los inodoros. Extrae calor, nutrientes y fosfatos de las aguas residuales. En todos los niveles integramos el verde con el uso de la piel inteligente (un área de energía pasiva) lo cual nos permite ventilar el edificio de forma natural.

En el proceso de diseño, se nos ocurrieron ideas para las que aún no había tecnología disponible. Entonces, después de formar Windwheel Corporation (DoepelStrijkers, Meysters y Bloc), creamos nuestra propia plataforma de innovación y construimos una maqueta de una habitación de hotel en el Windwheel en colaboración con 33 proveedores.

La construcción como servicio

También empezamos a pensar seriamente en la circularidad. ¿Cómo sería posible transformar este proyecto en un edificio modular, haciéndolo replicable en otras ciudades y ajustándolo a diversas necesidades? Gran parte de los espacios en el edificio necesitaron ser modulares y adaptables. En resumen, todo se basó radicalmente en repensar la manera en la que construimos edificios. Uno debe considerar los edificios como una colección de servicios. Este modelo se denomina:  La construcción como servicio. Cada capa se separa y se analiza como un componente por separado. Cada capa puede considerarse un conjunto de servicios. Por ejemplo, tenemos contratos de desempeño con un proveedor de paneles solares para nuestra fachada. El proveedor sigue siendo dueño de los paneles y garantiza un cierto nivel de abastecimiento de la energía. Es interesante trabajar juntos de esta manera. Además, otro proveedor entrega los pisos flexibles que nos permiten mover cualquier elemento (por ejemplo, un inodoro) a cualquier lugar. Esto lo hace adaptable, lo cual es un requisito fundamental en la economía circular. Junto con la estructura flexible, el edificio es totalmente modular y adaptable. Los apartamentos pueden ser transformados en un hotel, y así sucesivamente. Esto llevó a un artículo periodístico titulado: En el futuro viviremos sobre la base de contratos de servicios.

La economía del futuro necesita una arquitectura del futuro. Yo lo llamo: Arquitectura climática. Debemos empezar a diseñar edificios que sean moldeados por el clima.
Duzan Doepel

Un conjunto de empresas innovadoras

El equipo de Duzan, así como el de empresas afines como Wavin, están abordando los mismos desafíos: la resiliencia climática, la sostenibilidad, la urbanización y la energía. Unir fuerzas para mitigar estos desafíos beneficia a todos los involucrados. Las empresas de los Países Bajos son muy buenas trabajando juntas, explica Duzan. Y las empresas pueden prosperar y avanzar en materia de circularidad. Una plataforma de innovación como Dutch Windwheel Innovation Foundation es bastante única en el negocio. Las iniciativas en su mayoría provienen de Bruselas (UE), así como los programas para estimular la transición energética, la economía circular y la construcción de base biológica, como, por ejemplo, el programa Horizonte 2020 . Pero las empresas comerciales conocen muy bien su oficio; son innovadoras y están orientadas a soluciones. Esto es ideal para la labor de los arquitectos.

Duzan ve a su empresa como una iniciadora/instigadora. Los arquitectos hoy en día tienen menos control sobre el proceso de construcción que hace quince o veinte años. Hay muchos gerentes en el proceso, por lo que es frustrante asegurar la calidad. Configurar nuestros propios proyectos es una forma de evitar esto.

Uno de los proyectos de Duzan fue el diseño y construcción del proyecto Watershed (con 2400 tuberías de PVC reciclado, lo cual refleja el núcleo de la empresa Wavin), una forma lúdica e interactiva de maneja un gran problema de la sociedad. Es una instalación que muestra cómo las ciudades están lidiando con los efectos del cambio climático. Al recolectar agua de lluvia, almacenarla y liberarla lentamente después de la tormenta, la presión sobre el sistema de alcantarillado se reduce, lo que resulta en menos desbordamiento de aguas residuales hacia los sistemas de agua limpia. Esa es también la forma en la que Wavin y sus clientes pueden y deben mostrar sus soluciones: mostrar, transformar y usar los espacios públicos sin esconderlos bajo tierra o detrás de paredes. Por ejemplo, si se necesita una mayor capacidad de drenaje para hacer frente al incremento de aguas pluviales, es posible transformar el espacio público construyendo una plaza de agua (como la de Rotterdam), en lugar de aumentar el tamaño de las tuberías de alcantarillado. Hacer esto también aumenta la calidad de la ciudad.

La construcción: un Ícono de innovación

En conclusión, un mejor rendimiento del edificio no puede darse sin innovación. Ideas innovadoras. Agentes innovadores: arquitectos, socios, alianzas y partes interesadas.  Cuando firmas y empresas de arquitectura con visión de futuro, como DoepelStrijkers y Wavin, colaboran para un futuro mejor y más sostenible en el diseño de edificios ... se obtienen resultados fructíferos. Las ciudades y comunidades se benefician con edificios que se adaptan al futuro y mejoran su vida diaria.

Si se te ocurre una locura, será siempre posible realizarla si le das espacio suficiente (espacio para respirar). Solo hay que ser valientes y atreverse. Juntos, podemos generar un impacto e innovar para hacer del mundo un lugar mejor.
Duzan Doepel


Comparte esta página