Una elección personal que cuida el medio ambiente.

 

“Al trabajar en una empresa donde la sustentabilidad es la base de todo lo que hacemos, es importante considerar en qué medida nuestras decisiones personales podrían impactar en el medio ambiente.” Comenta Jan-Williem Viets

Jan-Williem Viets, es director de Wavin en los Países Bajos y en 2019 decidió hacer una renovación en su casa, de entre todas las opciones disponibles, se decidió a instalar la calefacción por suelo radiante de la compañía a la que representa (Wavin).

Jan-Williem, vive junto con su familia (esposa e hijas), en un tranquilo barrio de Arnhem. “Tenemos la suerte de vivir aquí, es un sitio muy agradable, con muchos parques y áreas verdees. Tenemos zonas rurales muy cerca y, al mismo tiempo, disfrutamos de todas las comodidades de vivir en una ciudad. El clima en los Países Bajos es frío, con inviernos húmeros y veranos a los que podríamos calificar de “cambiantes”, a veces maravillosamente cálidos, otras incómodamente calurosos y en ocasiones fríos y húmeros” comenta Viets.

Como en muchos lugares, el clima en los Países Bajos es cada vez más extremo debido al cambio climático. Por ello para Jan-Williem es importante disponer de un sistema de calefacción que funcione bien, independientemente del tiempo que haga.

“Cuando renovamos la planta baja, elegimos la calefacción por varias razones. Nos permite mantener una temperatura constante sea cual sea el clima. Va perfecto con nuestras dinámicas de familia”

Una falsa creencia sobre la calefacción por suelo radiante es pensar que no funciona en pisos de madera o alfombras, sin embargo, de acuerdo con su experiencia Jan-Willem comenta que el sistema funciona independientemente del revestimiento del suelo, la temperatura es constante en todas las áreas y ofrece eficiencia energética, lo que se traduce en menores costos, además de que es más silencioso que los radiadores

Un tema importante para Jan-Willem era el impacto que la calefacción de la casa tendría en el cambio climático. El sistema correcto de calefacción por suelo radiante no solo hace posible reducir las facturas de la luz, sino que también minimiza el consumo de energía, lo cual es bueno para el planeta.