Amanco Wavin: soluciones para el manejo sustentable del agua en México 

Uno de los recursos fundamentales para realizar las diferentes actividades guiadas por el hombre es el agua. Por ello es necesario tomar medidas y realizar proyectos que potencien la sustentabilidad del agua en el futuro y garanticen el uso eficiente del recurso hídrico.


Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) para el año 2050 la demanda por agua puede superar más del 40% de los recursos hídricos disponibles. 


De acuerdo con el escenario descrito, es necesario impulsar proyectos para el aprovechamiento del agua; y aunque este sea un gran desafío en México, se puede recurrir a diversas tecnologías y técnicas para la captación de las aguas pluviales.

 

Alternativas Amanco Wavin para el aprovechamiento del agua en México

Aquacell de Amanco Wavin: Aquacell es un sistema diseñado para la recolección, almacenamiento y reciclado de las aguas pluviales que permite recargar los acuíferos y conservar el agua para su posterior uso.

Su fácil instalación reduce los costos en equipos pesados para su manejo, se adapta a diferentes espacios y provee ahorros en tiempo de construcción en costos comparados con los sistemas tradicionales. Gracias a su material presenta resistencia a la corrosión, oxidación, incrustación y deformación por agentes externos.


Tecnología Quickstream: 
QuickStream es un sistema sifónico que permite la recolección de las aguas lluvia de manera eficiente y segura. El drenaje eficiente de las aguas pluviales con esta tecnología de punta facilita la evacuación rápida a través de un drenaje por gravedad. Además facilita la eliminación de colectores enterrados al interior de la edificación, evitando perforaciones y tragantes que solo aumentan las fugas. 
El sistema QuickStream es eficiente y discreto, no afecta las fachadas y es ideal para ser usado en cualquier edificación con cubiertas de mediano a gran tamaño. 
El manejo sustentable del agua es un reto que requiere una planeación, participación e inclusión de nuevas tecnologías que permitan reducir el estrés hídrico y garantizar el agua en términos de cantidad y de calidad. 2050 es muy pronto.