Refuerzo de Cimentaciones

Cimentar estructuras sobre suelos blandos conlleva bajas capacidades portantes y asentamientos excesivos que pueden causar algunos problemas como daños estructurales, reducción de la vida útil y posibles inconvenientes con la serviciabilidad de las estructuras cimentadas. Tradicionalmente una de las soluciones más utilizadas consiste en el mejoramiento o reforzamiento del terreno mediante el remplazo de espesores importantes del suelo de fundación por materiales granulares de buenas características geomecánicas, algunas veces complementando esta solución con el incremento de dimensiones de la cimentación.
Con la aparición de los Geosintéticos Wavin , se dio paso a la inclusión de éstos como elementos de refuerzo del material granular del mejoramiento creando una alternativa de solución más benéfica para el incremento de la capacidad portante del suelo, proporcionando una mejor distribución de los
esfuerzos bajo la zona del suelo reforzado reduciendo el potencial de asentamientos diferenciales y resultando en una alternativa más económica al reducirse los espesores del mejoramiento.